Algunas veces baja la niebla…

Algunas llega y lo inunda todo, te tapa los ojos con sus frías manos temblorosas y emborrona el camino para perderte. A veces la penumbra que crea la niebla es tal que parece no tener fin. Pero no has de temer, pues la niebla no es real. Por mucho que ella quiera, no logra ser un muro infranqueable.

Puede hacer que te despistes, que pierdas el sendero y que sea difícil volver a encontrarlo, sí. Puede hacer que el miedo se instale en tu alma y congele cada centímetro de tu asustado cuerpo, sí. Puede hacer que creas ver cosas que no están, que oigas ruidos de cosas que no fueron, y que sientas alientos de bocas que nunca respiraron, sí. Puede hacer muchas cosas, pero no puede tocarte. Y esa es precisamente la debilidad de la niebla. La niebla vendrá, pero algún día tendrá que irse. La niebla te cubrirá, pero nunca podrá posarse sobre ti. No has de tener miedo a la niebla, pues no es más que un alma perdida que anhela ser más fuerte de lo que es.

Tendrás que ser fuerte, tendrás que actuar con decisión. Si cuando llegue la niebla decides sentarte y esperar, hazlo sin temor. Sonríe con fuerza para que el brillo de tu risa ilumine a aquellos que hayan decidido continuar caminando. Si, en caso contrario, decidieses seguir andando, aun a riesgo de perderte de forma irremediable, continúa andando con tesón. Sé prudente, pues la niebla es traicionera, pero continúa con un pie tras el otro y entonando fuerte una canción, pues así aquellos que estén sentados escucharán una dulce melodía y no ruidos tenebrosos.

Decidas lo que decidas, no has de temer a la niebla, pues ella quiere parecer fuerte e inquebrantable, pero no es más que un eco emborronado y tupido que pretende perderte, asustarte y hacerte sentir frágil. No temas a la niebla, pues la niebla es un impedimento más en la vida, y lo importante de los impedimentos en la vida no es el hecho de que estén ahí, es el hecho de poder mirar hacia atrás cuando ya los hayas sorteado y poder decirles, fuerte y claro: “ahí te quedas, no pudiste conmigo”.